LIFEM 2018: FORUM DE LIDERAZGO DE LA MUJER

EL “JATO” MAÚLLA…

El Jato maúlla, y lo hace en la noche…

Mañana se celebrará el día internacional de la mujer, un día que estará salpicado por huelgas y que no pasará, por desgracia, desapercibido. Participaré en él de forma activa porque hoy llevaré a cabo la presentación de un acto, organizado por el Instituto de la Mujer, en el que dejaremos constancia que 365 días son los de las mujeres. Me da pena, por eso, que exista ese día, porque pienso que cada día es de mujeres y de hombres o de (hombres y mujeres) ya que el orden no debería de afectar al resultado final: todos iguales y ninguno diferente, pero la historia no nos ha hecho justicia a lo largo de muchos siglos, así que por todas aquellas que lucharon y siguen luchando, necesario es tener este día y que se nos escuche. No suelo ser de las que me callo, los que me conocen lo saben, y menos de las que, por el mero hecho de ser mujer, acepta el estereotipo creado hacia nosotras en esta sociedad con resignación. ¡No!, me gusta exponer, sin importarme el qué dirán, lo que siento y pienso; eso me ha traído problemas a lo largo de mi vida, lo reconozco; pero soy de las que opina que vida no hay más que una y que yo intentaré pasar por la vida y no ella por mi.

Siempre, por tanto, he intentado estar en aquel lugar donde siendo invitada puedo apoyar a todas las mujeres que, como yo, creemos que ya va siendo hora de que la sociedad actúe con rapidez para situarnos donde siempre hemos debido estar. Reconozco que es difícil y que al mismo tiempo hemos recorrido un duro camino en el que mujeres con garra han abierto zanjas y lidiado con etapas de la sociedad en las que hablar de mujer era poco más que hablar de un objeto decorativo que en el salón de su casa ocupaba un lugar privilegiado. Gracias a ellas hoy me permito el lujo de ser quien soy: una mujer independiente que sigue su senda de hacer justicia y convertir en un “número” y no en un simple y decorativo “género” a la mujer.

Son muchos los actos en los que he participado apoyando a grandes mujeres y, entre todos estos, he de reconocer, que recientemente ha habido uno, que me ha llenado mucho a nivel profesional y personal porque se dieron cita mujeres que no solo destacan por su valía y compromiso con esta sociedad – la que nos toca vivir- sino que además son capaces de ejercer un fuerte liderazgo(infinidad de veces arrebatado) con energía y compañerismo.

En el LIFEM 2018 organizado por una mujer de bandera: María del Mar Abenza conduje a lo largo de una intensa jornada a mujeres y a hombres que hacían la radiografía de nuestra “femenina” sociedad en la que cada uno de los participantes, bien a través de mesas o bien a través de ponencias, pretendían exponer el liderazgo de la mujer en este siglo: inicio, logros, y retos.

María José(FEDEPE)moderó la primera mesa en la que sus compañeras: Manuela Marín(Presidenta OMEP), Concha Bravo (Presidenta de ANAEDE y Presidenta de AMCAE) insistieron en la necesidad de profundizar en nuestra propia identidad “crear a nuestra manera y dejar hacer” porque como dijo Concha: “Podemos liderar absolutamente todo” a pesar de que existan sectores tremendamente difíciles, no en vano Jerónima apuntó que así es en su medio: “el mundo agrario es machista por tradición”. Todo ello nos lleva a un estudio en que según apunto María José “El PIB subiría 8 puntos si se incorporaran a más mujeres a los puestos directivos”. Una realidad en la que se señala, una vez más, que la cualificación de una persona es independiente del sexo al que nos refiramos.

Rosina Gómez- Baeza, referente cultural en este país, incidió precisamente en eso “el arte no es ni de mujer ni de hombre, es arte. Inspira, atrae, encandila al otro”. Bella frase, inmersa en una apasionante ponencia, que finalizaba con un mensaje claro en relación a no dejar de existir siendo activas en la sociedad si lo que buscamos es equipararnos al hombre.

–“Nunca dejemos de ser activas”- dijo.

La capacidad de liderazgo hace que nuestros cimientos, los que nos enseñaron desde que tenemos uso de razón, tambaleen en numerosas ocasiones cargando sobre nuestras espaldas la sensación de culpa, de no estar a la altura, de en definitiva de lo que nos exigen como madres, esposas, todo el agobiante entramado que nos rodea. Pues bien, a este respecto Ana Santos Aramburu (Directora General de la BNE) lanzó un mensaje muy claro: “ Los hijos necesitan admirar a las madres a través del esfuerzo, no tengáis miedo. Hacia adelante!”.

Cuánta verdad y cuánta sensación de “mala madre” nos carga a veces el entorno porque siempre subyace en nuestro pensamiento la terrible balanza en la que si no está en equilibrio la culpa pesa sobre nosotras.

Es injusto que se nos pida elegir y más que no exista un mensaje claro por parte de la sociedad en la que habitúe a nuestros hijos a que su madre seguirá siendo madre esté a su lado: ocho, dos, o hasta en ocasiones… cero horas. La cuestión es la calidad de ese tiempo no la cantidad. Ahondando en ese aspecto participó sobre ese escenario Pilar Mañas( Comandante de las FAS). Pilar nos hizo ver la evolución en el ejército entorno a incorporar, desde el punto de vista de la logística, a la figura de la mujer porque en su profesión, insistió: “No existe discriminación entre mujeres y hombres, las FAS concilian la vida personal con la profesional con la salvedad de a veces exigirse, una a sí misma, mucho como madre, pero jamás me planteé tirar la toalla”.

Una mujer, que con ese rango(1ª mujer que tiene a su cargo una unidad operativa), nos dio una verdadera lección de liderazgo:“ Hay que aprender a mandar, generar complicidad, inspiración, esa es la clave”.

La jornada iba creciendo en intensidad, en desgranar las claves para situarnos donde nos corresponde, así Begoña Suárez (Subdirectora del Instituto de la mujer) hizo especial hincapié en el avance que habíamos logrado en estos últimos 35 años, en el derecho de igualdad de oportunidades y en que a pesar de que queda mucho por hacer, estamos yendo por el buen camino. Es necesario, apuntó: “ La necesidad de modelos de liderazgo propios, de mujer; de redes de networking; de transparencia en los nombramientos de puestos ejecutivos; de eliminar el estereotipo al que muchos medios de comunicación y la sociedad somete a la mujer”…

Un sin fin de apuntes para seguir avanzando y haciendo que todos tomemos conciencia de ello.

El arte tuvo una presencia continua en toda la jornada de LIFEM 2018, Concha Jerez (Premio: MAV, Velázquez de las artes plásticas…) destacó la necesidad de la presencia de la mujer en el mundo del arte, presencia carente en la actualidad cuando solo el 5, 10 o 15% es de mujeres en los museos.

–“El arte, la creatividad no tienen sexo”, “Es necesario modificar la ley de mecenazgo para impulsar el arte porque la creatividad del presente será el patrimonio del futuro”, “La mujer tiene que creerse que es válida no hay más obstáculo que el no creérselo”-.

Hubo un mensaje que persistió en la boca de todas las ponentes: es necesario que nos lo creamos y que luchemos por ello con nuestro propio modelo de liderazgo.

Fue un foro muy participativo en el que hubo cabida para la opinión del hombre que resultó importante y necesaria. Juan Carlos Tejeda (Representante de CEOE) habló efectivamente de la necesidad de que los puestos en los Consejos de Administración y en cargos ejecutivos se vayan cubriendo cada vez más por mujeres que no necesitan verse reflejadas en un cupo, pero que sí por su valía y cualificación porque efectivamente se aumentaría la competitividad de las empresas. Presentó un proyecto, el “Proyecto Promociona”, en el que han participado más de 437 mujeres, hasta la fecha, de las que el 44% se han promocionado en sus respectivas empresas. Un proyecto que en el fondo pone en valor la necesidad de no exclusión de la mujer y su potencialidad.

“El talento no tiene género. La diversidad y el talento son imprescindibles en las empresas”-.

Tras la ponencia del Sr. Tejeda irrumpía en el escenario María Luisa de Contes (Secretaria de Consejo de Administración Renault y Consejera de todas sus filiales comerciales, etc…) remataba la jornada matinal señalando su oposición al proyecto, antes mencionado, por la no proyección de todas las mujeres. Focalizó su intervención en la necesidad de un cupo en las empresas que garantizase la presencia de las mujeres; modelo que se aplica en la actualidad en Francia y que según los datos, aportados por ella, está siendo un éxito. Su posicionamiento dentro de Renault le permitió destacar el hecho de que en su empresa: “Estamos promocionando el liderazgo, evitando la brecha salarial y ayudando a las víctimas de violencia de género”-.

Una exposición vitalista, enérgica y sobre todo convincente de sus ideales. Fuerza mostrada en el escenario que puso de manifiesto un valor presente en todo el foro y que ha hecho que ostente muchos cargos de gran responsabilidad en el sector empresarial.

Si bien en el exterior del foro la mañana careció de luz, por el mal tiempo que durante toda la jornada nos acompañó, sí brilló en el interior con las exposiciones de conocimiento y experiencia de todos los que poco a poco iban apareciendo. Ponencias que hablaron de la capacidad de la mujer a la hora de liderar y sobre todo de la necesidad de compromiso de colaboración entre mujeres para llegar al lugar que nos corresponde. Un foro que retomó la esencia del mismo cuando tras el almuerzo del mediodía aparecía en el escenario una gran mujer. Ana Peláez (Dra. Relaciones Internacionales de la ONCE, entre otros muchos cargos…)es ciega de nacimiento, como ella millones de mujeres viven en sus carnes la desprotección de un sistema, que si bien es poco considerado con la mujer, se ceba en especial con la mujer discapacitada. Ana habló de la desprotección de los discapacitados y de lo que sentía teniendo un puesto de tanta responsabilidad: “No me siento líder, esto es un compromiso” compromiso para no “Dejar a nadie atrás”, recalcando en su exposición que:

-“ Nada para nosotras sin nosotras”-.

Hizo hincapié en la necesidad de ayuda y de compromiso con personas perfectamente cualificadas que lo único que muestran es una discapacidad que no impide su profesionalidad. Un defecto más del sistema que es necesario solventar y con el que es necesario generar responsabilidad por parte de todos.

Se iban sucediendo mujeres de inigualable valía que destacaban en distintos sectores de la sociedad. Llegó el turno de una gran líder, de una capitana, de una mujer sobre la que el trabajo en equipo recayó directamente en ella durante muchos años para la consecución de un claro objetivo: ganar. Jennifer Pareja trajo consigo infinidad de títulos de entre los que cabe destacar el sabor al ORO que nos dejó la selección de waterpolo en el Europeo de Bucarest en 2014. Incidió en la necesidad de generar confianza y respeto para ser líder, y que el esfuerzo tiene una recompensa que no es comparable con nada. Sus palabras, como las de todas las ponentes, eran modestas y humildes dejando constancia de la necesidad de proximidad que debe tener una mujer para llegar a ser líder. Las preguntas a Jennifer se sucedieron por parte de otra gran mujer María Dolores Bolarín (Diputada Nacional por Murcia, entre otros cargos): ¿Es fácil ser líder?, ¿Es una carga?, ¿Cómo se gana el respeto?, ¿Con cuántos obstáculos te encontraste para llegar a ser una campeona? etc…

Una vez más se ponía de manifiesto la necesidad de renunciar a gran parte de la vida privada, la personal, para conseguir el sueño que se persigue.

El LIFEM iba acercándose a su fin no sin antes escuchar a otras cuatro mujeres en una mesa redonda que por finalidad tenía el abordar la presencia de las mujeres en empresas comprometidas con el liderazgo femenino. Juana Sánchez(Jefa de Recursos Humanos en Estrella de Levante), Francisca Ruíz (Responsable Área de Igualdad de Conocimiento de RRHH y Agente de Igualdad de HEFAME), Pilar Rojas (Subdirectora de Cultura Corporativa de REPSOL) y Alicia Barquero (Dra. General de Mujer e Igualdad de la región de Murcia) ejerció de moderadora.

Pues bien, para Juana fue muy importante : “El plan de igualdad que aprobó su empresa sin tener obligación”, para Francisca “Es necesario modular medidas para evitar los obstáculos con los que se encuentra la mujer para alcanzar los puestos de alta responsabilidad” y para Pilar “Es necesario apostar por el teletrabajo para facilitar el rendimiento de la persona”. Exponían así soluciones que podían adoptar las empresas para que una mujer pudiese mejorar en la compatibilidad de sus dos vidas (personal y profesional) sin dejar de optar a ser una gran líder.

Teresa Guillén (Fundadora de la iniciativa: Mujer Exportadora) consideró a través de su larga carrera en el mundo del comercio internacional “la necesidad de subirnos a las herramientas tecnológicas y combinarlo con el uso de nuestra sensibilidad emocional para ser mejores que los hombres en las negociaciones internacionales”.

A lo largo del Foro se profundizó especialmente en marcar un modelo “propio de liderazgo” porque efectivamente las mujeres tenemos unas características diferentes a los hombres que pueden ser muy ventajosas a la hora de encarar negociaciones: sensibilidad, intuición, comunicación… Lo que hace que el trabajo en equipo entre mujeres y hombres sea una alianza ventajosa y muy productiva.

Los hombres así lo quisieron plasmar a través de la intervención de Alfonso Hernández (Presidente de FREMM y Vicepresidente de CROEM), Ginés Ángel García (Presidente de AJE), Bruno Dureux          (Presidente del Círculo de Economía de la región de Murcia), Santiago Martínez (Presidente de FECOAM) y como moderador, Alejandro F. Romero (Director de Murcia Diario).

Frente a la visión que tenían sobre el liderazgo femenino Alfonso recalcó que: “El tiempo va a ir poniendo a las mujeres al frente porque es una necesidad, más que una reivindicación”. Ginés quiso dejar claro que “La mujer lleva una vida mucho más estresante y que eso tiene que cambiar”.

Todos destacaron la valía de la mujer, de hecho, Bruno se atrevió a decir que: “Cuando una chica entra con un proyecto es porque tiene la idea clara para que triunfe”. Todos son conscientes de que se está produciendo un cambio.

–“Ha habido un gran avance en estos últimos 35 años”– dijo Santiago.

El hombre es consciente de que la mujer no pide nada que no sea justo y en ese camino nos encontramos. Me hubiese gustado haber escuchado al Consejero de Empleo Sr. Don Juan Hernández y a Laura Carmona y Marián Guillén, pero el Ave se iba y solo pude saludarlas. Dos mujeres que cambiaron su vida por dos experiencias vitales: una, la pérdida de su casa y la otra, sufrir el cáncer de su hija. Espero algún día poder ser testigo de su experiencia de vida.

He intentado resumir, a grosso modo, lo que se dijo pero como os podéis imaginar se han quedado muchas aportaciones en el tintero, no obstante, lo importante, y lo que debe de subyacer, es la necesidad de creernos nuestra valía; de luchar por nuestro reconocimiento, de que se nos apoye desde las Instituciones y Organismos públicos. Pero lo más importante es que entre nosotras debemos de ayudarnos y ser nuestras mejores aliadas para la consecución de nuestro objetivo: “llegar y estar”. Pocas cosas se nos resisten como mujeres, y sino recordemos al gran Napoleón cuando dijo: “Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo”.

Esta es nuestra batalla y… ¡La vamos a ganar!.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.